Arriba
Pérdida – UNLA – Blog
fade
4268
post-template-default,single,single-post,postid-4268,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-dark-header,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11,vc_responsive
UNLA - Blog / Nuestras Voces  / Pérdida

Pérdida

Natalia Victoria Valdez Calderón

Anna Quindlen, dijo que una de las peores cosas que suceden cuando alguien que amas muere; es que sucede una y otra vez con cada día que pasa. El dolor de perder a alguien que amas, realmente nunca se va, sigue ahí, algunos dicen que con el paso del tiempo se vuelve más fácil, yo no estoy de acuerdo con ellos. Ya que de una forma u otra tratamos de llenar ese vacío que dejaron en tu corazón, algunas personas tratan de llenar ese vacío ya sea: ingiriendo estupefacientes para ayudarlos a aliviar u olvidar su dolor, otras pueden iniciar una relación con alguien que les recuerde al ser querido que acaban de perder y pueden terminar en una relación tóxica.

Perder a alguien nunca se va a volver fácil, dado que se puede volver a perder a un ser querido en cualquier momento, entonces se empieza a revivir todo el proceso una y otra vez. La pregunta que la mayoría se realiza es: ¿Por qué él? ¿Por qué ella? Nadie ha sido capaz de responder a esas preguntas, tal vez era lo que se necesitaba en ese momento para cambiar, tal vez el perderlo era necesario para valorar a las personas que nos rodean y valorar lo que poseemos.

Nadie, absolutamente nadie tiene la vida comprada, así que ¿por qué no empezamos a tratarnos como realmente nos merecemos? ser egoístas por un momento y comer nuestro platillo favorito, decir lo que siempre hemos querido, pero no hemos podido por el miedo a las reacciones que pueda tener la sociedad, a por fin tomar esas vacaciones con las que siempre has soñado, estar con la persona que amas y no dejarte llevar por los estándares sociales.

A lo que me refiero es que la pérdida nunca va a ser fácil, pero podemos hacer honor a aquellos que partieron antes viviendo nuestra vida como ellos no pudieron vivirla y valorar cada día las oportunidades que tuvimos y que ellos no tuvieron la dicha de tener.

Sé que yo lo hago, vivir mi vida por él, él, que no tuvo la oportunidad que tú lector tienes.

Comments

comments

Fernando Chávez López